Keiko Fujimori en prisión. Es culpable o no? Historia de su descenso

Keiko Fujimori en prisión. ¿Es culpable o no? Historia de su descenso tan rápido en el 2018

En los últimos días todo el país, y un gran número de la prensa internacional, estuvieron muy pendientes del proceso de decisión sobre la posible restricción de la libertad de la hija del ex mandatario del Perú, la congresista Keiko Sofía Fujimori Higuchi (43). 

Tanto la oposición como los restantes partidiarios esperaron la declaratoria con mucho tensión. El fallo temporal fue: La decisión fue imponer una medida restrictiva a la libertad. En este caso el juez Richard Concepción Carhuancho ha decidido que las premisas necesarias han sido dadas para aplicar la ley de restricción de la libertad. Para aplicar esta ley se tiene que cumplir con tres premisas necesarias. 

36 meses de restricción de la libertad o en otras palabras, 36 meses en prisión muestran que el caso da pruebas que se tienen que tomar con seriedad. Una restricción así se da cuando se presume un caso de crimen organizado. Pero hay que hacer hincapié que la lideresa del partido derechista radical  Fuerza Popular, Keiko Fujimori no ha sido condenada. Aún no ha habido un proceso. Su inocencia sigue siendo presumida hasta que se muestre su culpabilidad. 

¿Qué es la prisión preventiva?

La ley peruana da la posibilidad a las autoridades de tomar medidas restrictivas de la libertad en distintos grados.

  1. 9 meses. Se aplica cuando se asumen delitos simples sin que haya otras personas involucradas.
  2. Entre 18 hasta 36 meses. Se aplica cuando se cree que se han cometido delitos complejos con posible pena muy larga, y cuando hay otros agente involucrados y se presume que el proceso judicial durará mucho. 

Esto también incluye el crimen organizado. Es decir entre 18 hasta 36 meses, según la gravedad del caso y si se presume que haya la posibilidad que el acusado pueda fugarse del país. En el caso de Keiko, como lo acaba de afirmar el Juez Concepción: „Es fuerte, intenso y alto el peligro de fuga de Keiko Fujimori“. 

¿Cuál es el propósito la restricción de la libertad preventiva?

El principal propósito de la restricción de la libertad es el evitar ,que el acusado de haber cometido un delito, sea imposibilitado de desarrollar actos que puedan obstaculizar y/o perturbar el proceso de investigación, y por consecuencia la acusación. De esta manera la fiscalía puede continuar con las investigaciones. 

Ahora, sabiendo esto, se debe calmar a las masas que piensan, como se lee en muchas redes sociales, que Keiko fue mandada a la cárcel por sus delitos y que fue condenada a prisión. Además lo más probable es que la señora Keiko Fujimori impugne contra esta medida y salga libre pronto. En todos casos tiene el derecho de intentarlo. Y en el peor caso para los enemigos de Keiko, si los jueces inhiben la aplicación de esta medida preventiva, estará en su casa antes de fin de año, como si nunca hubiera pasado nada. Así que hay que tranquilizarse un poco. 

Otra opción que tiene Keiko Fujimori es apelar al habeas corpus. Entonces el habeas corpus como institución jurídica, decidirá si el arresto es arbitrario y si se está violando contra los derechos fundamentales de la señora Fujimori. De ser así, el juez de instrucción podría ordenar su libertad inmediata. Caso que realmente no le veo muchas probabilidades de triunfo. Ademas este camino podría tomar hasta un año hasta que se decida. Lo importante es tener en cuenta que si Keiko Fujimori sale de prisión, no quiere decir que la han indultado o algo por el estilo. Igual se le hará el proceso judicial pero en otras condiciones. Y esperemos que sea rápido y en caso de probar su culpabilidad, le caiga todo el peso de la ley.

El juicio contra Keiko Fujimori es inevitable. Pero, ¿de qué se le acusa?

La lideresa de Fuerza Popular es acusada de estar involucrada en uno de los escándalos de corrupción más grandes de toda América Latina. Se trata de lavado de dinero. Y se asume que ella  no solo está implicada, sino que ella misma es la regenta de una organización kriminal. Keiko es acusada de lavar dinero y de haberlo usado en la campaña electoral del 2011. Se estima una suma de 1,2 millones de dólares. El dinero sería proveniente de la empresa constructora brasileña Odebrecht. Como agradecimiento por „el favor“, Keiko habría prometido firmar grandes contratos a favor de Odebrecht, en caso de salir elegida. 

Este no sería el primer político involucrado en las „gestiones“ de Odebrecht. En toda América Latina son conocidos casos de corrupción para obtener contratos públicos. La lista de Involucrados que han recibido sobornos es muy larga. Va desde Políticos, funcionarios públicos hasta gerentes de empresas. En el Perú hay 19 supuestos afectados en este caso. 

¿Porque ha bajado la popularidad de Keiko Fujimori tan rápido en los últimos meses?

En el mes de diciembre del 2017 las encuestadoras estimaban la popularidad de Keiko a un 30%. Es decir bastante alto para ella. 

Keiko Fujimori en prisión. Es culpable o no? Historia de su descenso la realidad peruana noticias e historia 2

En octubre del 2018 tiene una aprobación popular entre 10% y 13% según las encuestas. Y una desaprobación histórica de 81% que solo es superada por el ex mandatario Alan Garcia Perez que llega a un 87% de rechazo. 

Porque esa pérdida de popularidad tan súbitamente? Lo primero que causó esta baja fue la influencia contundente por parte de Keiko y todo el fujimorismo en el mes de marzo, para sacar a Pablo Kuczynski, de la presidencia. Uno de los damnificados colaterales es el mismo hermano, Kenji Fujimori. Parece que a la población no le ha gustado mucho el trato tan duro que Keiko le ha dado a su propio hermano.  El hecho que Kenji haya luchado para lograr un indulto de su padre y que haya sido atacado por Keiko fue fundamental. La congresista hizo todo lo que estuvo en sus manos para demoler a Pablo Kuczynski, peor al final la perdedora fue ella, ya que con la salida de Kuczynski, Keiko quedó mal en los ojos de los ciudadanos peruanos. 

El ataque de Keiko Fujimori a los medios de comunicación

La segunda caída en la popularidad de Keiko se dio cuando empezó a atacar a la prensa. Es como si le habría dado el tick à la Trump. Su ataque directo a los medios de comunicación la dejó muy mal parada. 

En la primera semana de Julio los audios del Callao. Los que empiezan con Walter Rios y luego se extienden a toda la corte superior del Callao. Luego sale que Hinostroza y Chávarri también estaban involucrado. Posteriormente se extiende a todo el consejo nacional de la magistratura. Con esta publicación Keiko Fujimori se ve en uno de los momentos más difíciles de su vida política. 

El problema más grande en esta situación fue su forma tan ilusa de reaccionar a lo ocurrido. Parece que fue muy mal aconsejada o no confía en sus consejeros. Lo que cuenta al final es su falta de profesionalismo para enfrentar esta crisis. 

Lo que debería haber hecho es luchar agresivamente contra la corrupción. Esto es precisamente lo que no ha hecho. Y eso no le ha gustado a sus partidarios. Por el contrario ha protegido a funcionarios vinculados con la corrupción en el país.

Acusaciones de lavado de dinero no bajaron su popularidad

Al parecer el hecho que se haya publicado , por cierto ya en el mes de diciembre, su vínculo con Odebrecht no le costó perdida de popularidad. Lamentablemente, parece ser que a las masas estos temas no les impacta. El paroxismo se dio a pasos de mayo a septiembre. Ya que los errores más grandes de ella empiezan en el 2018. La pelea con el hermano, la lucha contra Kuczynski, su falta de lucha contra la corrupción en el país, la ayuda para la salida del país de César Hinostroza y por último su lucha contra los medios de comunicación. Los llamados „medios mermeleros“. Muy a la Trump, se pone Keiko a favor de prohibir la la publicidad estatal en los medios privados. 

La forma infantil de defenderse con frases como „nos odian“, o con el argumento que se está conspirando contra ellos, no han sido suficiente para parar el batacazo que la ha llevado a una popularidad de 10% en el mes de octubre. Cada crítica fue catalogada como „mentiras del enemigo“ y con esto no pudo detener la avalancha. 

La popularidad actual de Vizcarra, con aproximadamente 60%, es muy firme. Solo nos falta esperar a ver cuál será su próximo movimiento. Esperemos que sea uno contundente contra la corrupción en el país. 

Lee aquí otro artículo de tu interés

One thought on “Keiko Fujimori en prisión. Es culpable o no? Historia de su descenso

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *